28 dic. 2011

Tenemos muchas fotos juntas, pero esta es la mas normal y no refleja nuestra deficiencia al juntarnos.
Ya no sé como hacerte llegar todo lo que te quiero. A pesar de los enojos, los celos, las peleas, siempre seguimos juntas, unidas, como hermanas. Yo creo que las relaciones no se basan en el tiempo, sino en la confianza, los momentos vividos, el aprecio. Y son tres cosas que con vos no me faltan. Si hablamos de confianza hoy puedo decir que sos una de las personas a la cual no le oculto nada, me conoce tal cual soy, sabe todo de mí, de mi vida, de mis cosas, de lo más mínimo a lo más loco; si estamos juntas nos tiramos pedos y hacemos cada cosa que solo faltaría pelearnos por quién la tiene más grande. 
Momentos juntas no nos faltan, juntas ponemos música a todo lo que da en medio de la calle y bailamos mientras nos trepamos en las casas y sacamos a bailar a la gente que pasa caminando, juntas nos quedamos hablando hasta las cuatro y media de la mañana un día de semana para que después Oda nos despierte a las ocho para ir al lenguas, juntas dormimos en el piso de un shopping, o entramos sin pagar a un cine para seguir ahí con nuestra siesta, juntas planificamos salidas a Tigre que nunca se concretan, juntas siempre estamos a punto de morir atropelladas en el mismo lugar, juntas nos sentamos con unos rusos desconocidos a sociabilizar y cantar y  después nos llevamos su comida,  juntas cantamos oooooooo o o o o o o oo oo o o o o o o o o ooo, juntas hacemos twitcam y no nos mira nadie porque somos un fracaso, juntas robamos, bah, yo robo y vos distraés, es así, juntas caminamos ciento ochenta cuadras por palermo soho intentando encontrar una puta plaza, juntas encuestamos a pibes que sobrepasan el límite de ser pancho, juntas no hay persona que no sea descansada, juntas sufrimos el rechazo de tu novio porque nunca nos deja ir a su casa,  y nada, vos sabés que puedo seguir enumerando miles y miles de anécdotas juntas más, que fueron únicas e increíbles al haberlas vivido con vos. Gracias por todo eso, y no dudo de que vamos a seguir sumando muchas más. Aprecio  sobra. Te quiero demasiado, tanto que no se explica.  Valoro nuestra amistad como pocas cosas. En vos no solo encontré una amiga, sino una compañera, una hermana, sos esa persona que sé que me puede estar pasando lo peor y nunca me va a soltar la mano, nunca me va a dejar sola, siempre vas a estar ahí para mí,  te necesite o no, como lo venís haciendo día a día; vos me conocés como poca gente, y yo a vos: conozco todos tus defectos, y todas tu virtudes, y vos así de mí. Estar tan unidas es tan lindo. Necesitarnos la una a la otra para todo. No me imagino una vida sin vos, una vida separadas. Pensar que hace unos meses no eramos nadie en la vida de la otra, y hoy somos todo, o gran parte. Llegaste cuando más te necesitaba, y a pesar de lo que yo era en ese momento para vos, me escuchaste, me consolaste, me ayudaste, y es algo que nunca lo voy a olvidar, no puedo.  Me es imposible no agradecerte todos los putos días de mi vida por, básicamente, ser vos. Me das todo, me llenás, me completas, me haces feliz. Te adoro.
Siempre juntas, hermana. No existe mi vida sin vos.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario