18 dic. 2011

Le asustan los ruidos y también la tranquilidad. Le gustan  los mimos pero respira en soledad. Se hace fuerte ahí,dónde no lo vi, y se esconde siempre que hay maldad. El vive escondido conversando con su piedad. Se queda en vilo para no tener que soñar y ahuyenta sus ganas (luego se las pone a buscar) Y se enreda ahí, dónde sí lo vi (y le encanta no poder robar) Se robaa sí mismo para poder continuar, sin probar. Solo una vez pudo reírsede su contradicción y de volar como si fuera un pez que ahora camina cumpliendo una misión. Solo una vez pudo aguantarse de querer existir, logró burlarse del sentido común y de las cosas que no saben morir. Buscando descanso él siempre encuentra un aluvión y sólo se cubre con los restos de una canción. Se remienda ahí con su bisturí (y de pronto todo es ilusión) Se abraza, se cuida, y se estrella como un avión. Sin razón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario